¿YA NO QUEDAN HOMBRES BUENOS?

male-719559_960_720

Me desperté hace unos días con un pensamiento que se repite muchas veces entre las mujeres que conozco: “ya no quedan hombres buenos”.

Tomando en cuenta que biológicamente los seres humanos nacemos con una necesidad de emparentarnos, el pensar que no existe alguien lo suficientemente bueno para llevar a cabo esta tarea es una aseveración grave y hasta trágica.

Comencemos con el hecho que desde pequeñas nos empiezan a crear la idea del hombre ideal. Entre Disney, tú mamá y tus tías, más o menos a los 10 años ya sabías si ibas a querer de novio a un Aladino, un príncipe Eric o una Bestia.

pareja

Para las que su papá fue un padre de película, pues nadie que no sea igual o mejor a éste señor merece estar a su lado.

Para las que como a mí, que nuestros padres hicieron su mejor esfuerzo, aunque eso no significara ni siquiera llenar la mitad de los requisitos para ser considerado un buen padre, el hombre que nos tocaría escoger sería todo lo que no fue papá, más todo lo que fue el papá de Sutanita. ¡Alentador!

Luego entonces nos hacemos adolescentes, empezamos a desarrollar gustos propios, y muchas veces a rebelarnos contra la autoridad. Si a mamá o a papá no les gusta ese chico para nosotras, ahí es donde más se nos antoja.

Es para muchos la época de los corazones rotos y de los “high school sweetheart”. Para otros significa el no haber tenido ningún tipo de experiencia romántica y llegar a la universidad sin una idea de qué se trata eso de tener pareja, salvo lo que vemos en los “chick flicks”, y por supuesto que los relatos de los amigos y los videos porno son la mejor referencia para saber cómo es eso del sexo, evidentemente. Aquí es donde empieza el verdadero peregrinaje.

pareja sexo

En este punto ya las mujeres creemos saber qué es lo que queremos. Además de que existe el mito popular del principe que:

  • A. Debe rescatar a la princesa
  • B. Debe demostrar a toda costa y en todo momento el amor por la princesa
  • C. Debe tener la dote suficiente para poder aspirar a cortejar a la princesa
  • D. Todas las anteriores.

A continuación explicaré lo que yo creo aleja a muchas mujeres de encontrar el amor, o hasta un simple quitafrío.

Si bien es real que aún hoy muchas mujeres no gozan, en algunos ámbitos, de las mismas ventajas que tienen los hombres, también hay cosas en las que nosotras nos vemos beneficiadas, y nadie las cuenta, o simplemente se toman como algo normal por el solo hecho de que somos mujeres.

hombre joven triste

A muchas desde pequeñas nos enseñan que somos especiales, más que nuestra contraparte masculina, que merecemos más afecto y atención que los hombres, que somos una especie de ser mágico y que sólo por el hecho de contar con un par de tetas y mirada coqueta, el “bartender” seguro nos debe atender primero, por mencionar un ejemplo.

No quiero con esto sonar misógina, pero no conozco ninguna mujer que no se haya aprovechado aunque sea una sola vez de la ventaja que le da en algunas cosas ser del sexo femenino.

Dicho esto y tomando en consideración todo lo antes explicado, sobre más o menos cómo se va creando en las mujeres la idea del hombre ideal, no puedo dejar por fuera una serie de expresiones que nos toca escuchar a lo largo de nuestra vida: “no te conformes”, “tú eres mejor que esto”, “ese tipo no merece una mujer como tú”, “mucha papaya para ese perico”, etc.

Y es así como para muchas mujeres nadie parece ser suficiente, pasan años anhelando al hombre perfecto, ese que cumpla con las 56 cosas de la lista que escribiste cuando tenías 16, y que además de eso también tiene que cumplir con las expectativas de tu familia y amigos.

Obviamente una no se tiene que involucrar con el primer pelafustán que la pretenda. Pero tampoco crea usted que allá afuera los hombres no tienen estándares, o que usted ya está lista para emprender la aventura de amar y ser amada.

Es imperativo que uno pueda dar al menos lo mismo que exige, porque no sólo basta con que su mamá le haya dicho que usted es bonita y que cuando crezca va a tener a todos los hombres a sus pies. No, una también tiene que reconocer que es un ser humano con fallas, fallas que su otra mitad va a tener que aceptar o ignorar para procurar la felicidad de ambos.

pareja hombre y mujer

La idea no es conformarse, sino saber que nunca se podrá encontrar a alguien perfecto, simplemente porque no existe nadie así. No se trata tampoco de aguantarse cosas que disgustan, sino de aprender a vivir con los fallos y las virtudes.

Tampoco pensar que las mujeres somos mejor que los hombres o que merecemos más. Hay que estar dispuestos a dar lo mismo que se pide, no más, no menos.

Así que a manera de conclusión, trate de ver a la otra parte como un ser igual a usted. Con iguales ilusiones, sólo que no le está permitido expresarlas de manera efusiva, porque su hombría podría verse afectada.

Mírelo como alguien que no sólo busca sexo, también quiere compartir su vida y experiencias con alguien que se tome el tiempo de conocerlo. Los hombres son igual o muchas veces más sensibles que nosotras, sólo que a nosotras sí nos es permitido llorar, y se han tenido que valer de otras formas de expresión.

manos casados hombre y mujer

The following two tabs change content below.
francesca.arrocha@gmail.com / Graduada en Artes Culinarias, psicóloga en formación, pichón de escritora y emprendedora. Redactora de www.strambotix.com

Latest posts by Francesca Arrocha (see all)

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Login

Deja un Comentario