¿SON LOS “29” EL INICIO O EL FIN?

caballos

Una de las preguntas “random” que te surgen al sentir la imperiosa y absurda necesidad de comprarte una crema “antiaging” para el contorno de ojos (cuando sólo ibas a comprar champú).

Hace un mes que he cumplido 29 años. 29. Dos. Nueve. Oh Lord!

(Introspección, primeras canas, Sara Herranz, copas de vino sola en días de diario …)

Los 29 me parecen muy similares a los miércoles, son impares (lo cuál ya cae bastante mal…), y están ahí en el medio. No dicen nada, no te ofrecen ningún plan interesante pero tienen el abrumador poder de quitarte y darte esperanza al mismo tiempo. En un solo día.

Me explico:
Te alarman y agobian por lo que has dejado de hacer o no te ha dado tiempo durante la semana, pero al mismo tiempo te activan el botón de “libertad” dándote tiempo y oportunidad de planear un montón de cosas para ese fin de semana.

Así siento los 29. El Miércoles de mi vida. Bueno, no tanto, que se me sube el dramaqueencismo, pero en cierto sentido lo veo algo así. Me recuerdan todo lo que “debería de haber hecho en mi vida y no he hecho” pero al mismo tiempo me dan la oportunidad y el tiempo de hacerlo. (Y es entonces, cuándo me doy cuenta de que no tengo ni puta idea de qué quiero hacer, pero bueno esto es otra historia aparte…)

Captura de pantalla 2016-05-10 a la(s) 00.49.46

Los 29 te obligan a plantearte el motivo de tu existencia, o algo parecido. ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Qué me gusta?¿Quién me gusta? ¿Por qué desde que vivo sola me obsesiono con tener siempre latas de guisantes en la despensa? ¿Me proporcionará la vida suficientes compañeros de piso o amantes que me abran los botes de cristal que yo soy incapaz de abrir?…

La verdad es que son infinitas preguntas las que esta desalmada y fronteriza edad me está vomitando encima: en algunas ocasiones triviales y en otras, algo más existenciales. Preguntas al fin y al cabo sobre las cuáles, si os digo la verdad, no tengo ni la más mínima idea sobre sus respuestas…

No sé qué será de mí mañana (ni en la siguiente media hora), en qué país viviré finalmente, si quiero hijos o no, si me hace falta una relación estable o por el contrario quiero estar sola esporádicamente, si quiero empezar una nueva profesión…

No sé nada. De nada. Ni un poco. Y tampoco sé, si esta situación me agobia, o me encanta.  Así que bueno, mientras reflexiono acerca de todo esto, lo que voy a empezar a hacer son planes para el fin de semana…

Ya os cuento qué tal me va.

The following two tabs change content below.

LadyMadriz

albaparages@gmail.com / “Tú cocinas y yo friego los platos” como máxima en la vida. Creativa publicitaria que a veces escribe en Internet. Madrileña en Panamá.

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Login

Deja un Comentario