NADIE SOSPECHA QUE NO SOY QUIEN APARENTO SER

actor

Hola, soy actor. No teatral ni cinematográfico, mas bien un actor social. De esos que se adaptan a cualquier situación y género sin importar la realidad, con tal de participar en la obra más perfecta.

Como Tepsis en Atenas, hablo siempre en primera persona, interpretando distintos personajes. Personajes que desearía ser, esos utópicos para mi situación. Es por eso que los invento para poder convivir en cualquier sociedad.

Lo se, no suena muy honesto de mi parte, pero en la actualidad muchos hacemos esto para pertenecer a una comunidad. Nos olvidamos de nuestra identidad y las cosas que nos causan placer a cambio de la aceptación de los demás. Cambiamos nuestros “guilty pleasures” por electrónica y plena, así los otros verán que soy igual a ellos y no me harán a un lado. Echamos atrás nuestro oscurantismo que nos hace crear arte visual; porque claro, que dirán ellos de mi si me ven usando ropa rara, aretes y cantando música inusitada.

Me merezco un Oscar, créanme, lo hago mejor que Meryl Streep o Sylvester Stallone. Nadie sospecha nunca que no soy quien aparento ser. Cuando me junto con los populares, soy mas popular que ellos. Cuando me junto con los inteligentes, soy mas inteligente que ellos. Y cuando me junto con los adultos, tengo mas madurez que ellos.

Tengo el armario divido en dos. En un lado mi ropa negra y mangaja, con la que me siento cómodo, la que uso cuando salgo solo a comprar comida o distraer la mente. Y del otro lado mi ropa nueva, en donde están mi jacket Moschino y mis cropped jeans Versace, así puedo publicar fotos en mis redes y poner de hashtag #ootd #cool #coolboy # IMSOCOOL #THECOOLEST

 Es así como nos adaptamos a la sociedad, ¿fácil no?, ser actor no parece para nada complicado. Ojalá recibiera una paga por mi increíble desempeño, o hicieran votaciones en internet por quien se esmera mejor aparentando ser quien no es. Estoy seguro que todos votarían por mi. Soy asombroso.

The following two tabs change content below.

Gilberto

gilbertortega@icloud.com / Pienso más de lo que hablo, pero eso no evita que llame la atención. No tienes que estar enamorado para opinar sobre amor, no tienes que conocer la felicidad para hablar sobre ella, pero si tienes que ser humano para hablar de lo que te entristece.

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Login

Deja un Comentario