espacio

Si buscas la definición de magia, el concepto básico será “es el arte o ciencia oculta con que se pretende producir, valiéndose de ciertos actos o palabras, resultados contrarios a las leyes naturales.” 

Hasta aquí vamos bien, sin embargo, no deberíamos obviar lo más importante; qué es la raíz de esta definición.

Magīa, proviene del latín y se deriva del griego μαγεία mageia, entendiéndose como “cualidad sobrenatural”, del antiguo persa maguš, que contiene la raíz *magh-, significando “ser capaz”, “tener poder”, y por último del sanscrito  maga, “ilusión”, de la raíz may, “obrar”, “mover”.

Ahora bien, teniendo en cuenta toda esta información. Hagamos un escaneo del concepto y sus orígenes, y tomemos las palabras que más nos gustaron.

 Yo elegí:

  1. Cualidad Sobrenatural
  2. Ser Capaz
  3. Tener Poder
  4. Obrar

Para mi estos cuatro verbos son la esencia pura del concepto mencionado en un principio.

Sin necesidad de profundizar es notorio como la magia es explicada como una ciencia o arte de algo que se pretende lograr pero que en realidad es sólo una ilusión.

Pero no, la magia no es eso, la magia existe; es real.  Precisamente para justificar este argumento decidí extraer esos 4 verbos. Entendiéndose que, más allá de saber que es la magia, quiero hablarles sobre lo  mágico que es creer.

“El que no cree en la magia nunca la encontrara” (Roald Dahl)

Es gracioso ver cómo nos comportamos cuando llegamos a cierta edad, y con la venida de mayores responsabilidades; nos colocamos en “piloto automático” y nos volvemos una máquina de hacer tareas, pendientes, infinitos check que parecen nunca acabar. Ya, en ese entonces, no se trata de lo que quieres sino de lo que puedes hacer.  No se trata de lo que sueñas sino de lo que es realista. No se trata de lo que aspiras, sino de lo que debes aprender a esperar para que no te vayas a decepcionar. En fin, caemos en un conformismo pasivo. A veces inconscientemente, otras no tanto.

Es abrumador ver cuando esto ocurre de forma consciente, porque no es que no te estás dando cuenta de lo que está ocurriendo, al contrario, lo sabes, pero igual te estás dando por vencido. 

Ahora me pregunto, ¿En qué momento llegamos a este punto?

Nos encanta ver y leer historias inspiradoras, de personas que han logrado cosas increíbles, que han superado adversidades, que apostaron a todo y ganaron. Pero, ¡ya basta de ser un espectador! Vive tu historia, arriesgate, cae y vuelve a levantarte, intentalo una y otra vez, haz cosas inimaginables, logra lo imposible.

¿Qué hicieron ellos diferente a nosotros? Pues algo muy sencillo, ellos se levantaron un día, soltaron los miedos, los prejuicios, los tabúes  y empezaron a CREER.

Creer en ellos mismos, sin importar absolutamente nada. Solo creer.

  1. Creer en lo que son, en sus virtudes y atributos; para explorarlos, desarrollarlos, y así mejorarlos para posteriormente superarlos, llegando así a tener una cualidad sobrenatural.
  2. Creer en lo que quieren, en lo que son capaces de obtener y lograr con el pleno uso de sus dotes. En lo apto que están para conseguir lo que anhelan siendo constantes. Logrando así sentirse y ser capaz.
  3. Creer que pueden, en que tienen el control de sus cualidades, de su aptitud y en la convicción de que lo van a lograr. Consiguiendo de este modo tener poder sobre lo que deseo que pase.
  4. Creer que lo lograran, agrupando todas esas virtudes y aptitudes, sumando a esto una gran determinación para generar un plan de acción; siendo esta la mejor manera de obrar.

Pudimos observar la relación “Causa y Efecto” entre el creer y la magia.  Todo esto se da de una forma natural, diría que simbiótica o mejor aún como se debe decir, de una forma MAGICA.

Así es cuando crees… ¡es magia! Todo lo que quieres en el tiempo perfecto se materializa. Pero lee bien,  solo si crees.

De modo que, no te importe lo que diga la ciencia, ni lo que diga la gente, tampoco cuantas malas experiencias tuviste o cuantos errores cometiste. Tú eres un ser increíble, lleno de luz para proyectar y con un poder inmenso dentro de ti que te va a llevar a donde quieres estar.

                          Cree, solo cree. Que la magia hace su trabajo solo. Cree y fluye.

En algún lugar leí “La magia es el puente entre lo visible y lo invisible”, yo diría que:

“Creer es un puente mágico que hace visible lo invisible y posible lo imposible”.

Por eso hoy decido creer, y ¡siempre es hoy!

 

The following two tabs change content below.

Angelica Arocha

Abogado, Coach Vibracional CRP, melomana, escritora aficionada y creadora de la vida que deseo. Al igual que Cerati pienso que "Mereces lo que sueñas" Contacto: Angelik_14@hotmail.com

Latest posts by Angelica Arocha (see all)

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Login

Deja un Comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial