EL ORGASMO Y LA MASTURBACIÓN FEMENINA

MASTURBACION FEMENINA

Por: Francesca Arrocha / francesca.arrocha@gmail.com

En el templo de Apolo, en el sitio arqueológico de Delfos, se encuentra inscrita la frase “gnōthi seafton” que se traduce como “conócete a ti mismo”, la frase ha sido atribuida a varios personajes, entre ellos Tales de Mileto, Sócrates, Pitágoras, e inclusive a una poetisa llamada Femonoe, a quien la mitología le confiere haber sido la hija de Apolo y primera sacerdotisa del templo de su supuesto padre.

Les he contado esta pequeña pieza de historia porque la masturbación debería ser el inicio de nuestra vida sexual (física) consciente, digo consciente porque como buena freudiana creo de forma vehemente que el ser humano es un ser sexual desde su nacimiento, de acuerdo a la teoría psicosexual. La masturbación como piedra angular, tendría que ser la que pone el estreno a la vida sexual de cada individuo, y con ello el inicio del conocimiento de nuestro cuerpo y sobre cómo logramos alcanzar la satisfacción sexual de forma individual.

MASTURBACION FEMENINA

Entrada al templo de Apolo de Delfos, “Conócete a ti mismo”

Antes de hablar del orgasmo femenino, quisiera primero hacer una pequeña introducción sobre la contraparte: el orgasmo masculino. Por cuestiones de patriarcado, anatomía, religión y hasta moral, los hombres pueden llegar a descubrir la masturbación antes que sus contemporáneas, y esto les da una leve ventaja a la hora de conocerse a sí mismos y experimentar placer. No es que quiera quitarles mérito a los hombres en la búsqueda del orgasmo, pero vaya que sí les es mucho más cómodo descubrirse al inicio de la madurez sexual, y además también con mucha más facilidad llegar al orgasmo.

Lo bueno es que luego la cosa se empareja un poco, gracias a que nosotras somos capaces de alcanzar orgasmos múltiples y a que nuestro poder de recuperación luego de la resolución del orgasmo es mucho más rápido, lo que nos permite estar listas para la próxima dosis casi de inmediato.

Siguiendo con el orgasmo masculino, el cual ocurre en dos etapas, la primera incluye contracciones de los conductos, vesículas seminales y la próstata, lo que hace que el producto a eyacular se dirija hacia el bulbo que está en la base de la uretra.  Masters & Johnson (equipo de investigación estadounidense conocido por sus estudios sobre la sexualidad humana) le llamaron a esta sensación la “inevitabilidad eyaculatoria”, que es cuando surge el famoso “me voy a venir”, y aquí ya no hay vuelta atrás.

La segunda etapa es cuando el mismo pene y el bulbo uretral se contraen rítmicamente, y literalmente exprimen el semen a través de la uretra, expulsándolo por la abertura en la punta del pene.

MASTURBACION FEMENINA

Fotografía: Sugar Los Angeles

Ahora llegamos a lo bueno, a lo complejo, a lo misterioso, a la última frontera: el orgasmo femenino. Imaginemos por un momento que la vagina y el útero se dividen en tres partes, durante el orgasmo femenino el tercio superior iniciará sus contracciones, y dará comienzo a lo que será la sensación orgásmica.

Pero otras cosas más ocurrirán durante este momento. Habrá tensión muscular, aumento de las palpitaciones y de la presión sanguínea, el clítoris tendrá una erección (sí, hay una erección), ambos pares de labios (mayores y menores) se agrandan y oscurecen, aumenta la lubricación, la vagina se alarga y se ensancha, los músculos de la vagina y del esfínter anal se tensan y luego se contraen, para que en seguida se produzca la liberación u orgasmo, el mismo que puede llegar a ser suave o fuerte, corto o largo, ninguno es igual al anterior, y varían de mujer en mujer.

Todo esto es únicamente hablando de la parte física. Tomando en cuenta esto, al que por años las mujeres hemos recibido información errónea e inexacta sobre nuestros orgasmos, a que además por mucho tiempo nuestra satisfacción no era importante, el panorama se ve más complicado. Por suerte las cosas han ido cambiando, y espero que sigan cambiando para irnos deshaciendo de ideas tergiversadas sobre nuestra sexualidad.

orgasmo-femenino_0

Algunos terapeutas sustentan que la estimulación previa para los hombres ocurre tres minutos antes de la penetración, mientras que para las mujeres es todo lo que sucede durante las 24 horas antes de la relación sexual, léase bien, todo. Partiendo de esta premisa es fácil entender por qué casi el 70% de las mujeres no son capaces de llegar al orgasmo con únicamente la penetración.

El clítoris es probablemente el órgano más popular del aparato reproductor femenino, por decirlo de alguna manera es el que se lleva el crédito de la mayoría de nuestros orgasmos, y es además el punto donde yo sugeriría debe iniciar la exploración femenina hacia su orgasmo.

Si usted no sabe cómo conseguir un orgasmo, es probable que a su pareja se le dificulte un poco más el camino.

MASTURBACION FEMENINA

Yo aconsejo que como mujeres nos toquemos, conozcamos nuestro clítoris, nuestra vulva, sus labios, su color, su forma, que es única, hermosa e irrepetible. Tome un espejo y míresela, mire lo linda que es, aunque usted crea que es fea, muy oscura o muy clara, dispareja, ignore esos pensamientos erróneos, la parte externa de su aparato reproductor es bello.

No tema usar juguetes que le ayudarán en la búsqueda del placer, cómprese cosas que la hagan sentir sexy, porque lo es. El masturbarse no es exclusivo de los hombres, las mujeres pueden tener orgasmos gloriosos sin la necesidad de tener a alguien penetrándolas. Si yo pudiera besarle los pies al creador del vibrador lo haría, y si nunca ha usado uno, el día que lo use entenderá de qué le estoy hablando.

De acuerdo a los expertos, cuando se toca el tema de poca frecuencia o ausencia de orgasmos lo que más se repite entre las mujeres es el no recibir la estimulación necesaria, y el estar ellas ausentes mentalmente. Entonces podemos decir que es sencillamente un trabajo en equipo, una parte debe procurar que el preámbulo sea suficiente, y la contraparte deberá tratar de deshacerse de todo pensamiento que la saque del momento en el que se encuentra. Nada de ponerse a pensar en cómo se ve, si no se ha depilado, si ha engordado, o en el desayuno de los niños al día siguiente.

El sexo requiere que todo el mundo esté metido en el ahora. Y hágame un último favor, no esté pensando en si lo va a alcanzar o no, disfrute todo lo que está pasando, porque el orgasmo no es lo único placentero de la relación sexual.

MASTURBACION FEMENINA

Fotografía por: Sugar Los Angeles

Soy de las que cree que el principal órgano sexual que tenemos es el cerebro, ahí es donde empieza todo. Ahí es donde imaginamos, fantaseamos, creamos escenarios idílicos, y hasta en nuestros sueños inconscientemente hemos hecho el amor con extraños e inclusive tenido orgasmos.

Parafraseando a Esther Perel, psicóloga y terapeuta sexual, el foreplay (juegos previos entre dos o más personas destinadas a crear la excitación sexual y el deseo para la actividad sexual) no es algo que se hace cinco minutos antes de la acción real, el foreplay debe iniciar justo al final del último orgasmo, no se detiene, es constante.

Así que si usted anda en busca del orgasmo, pues asegúrese de preparar el terreno con tiempo, no cinco minuto antes, y estoy hablando con todos, no sólo con las féminas o los hombres, use su cerebro de forma creativa, que lo único que acaba con la monotonía es la imaginación.

MASTURBACION FEMENINA

The following two tabs change content below.
francesca.arrocha@gmail.com / Graduada en Artes Culinarias, psicóloga en formación, pichón de escritora y emprendedora. Redactora de www.strambotix.com

Latest posts by Francesca Arrocha (see all)

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Login

Deja un Comentario