EL ABORTO: VIVIENDO EN UN CUERPO QUE NO TE PERTENECE

He visto muchas películas sobre la maternidad, pero ninguna como Medea. Ninguna película ha sido tan cruda, decadente y maravillosa como esta película costarricense dirigida por Alexandra Latishev.

Reseñando las palabras de la directora: es una película sobre vivir en el cuerpo del otro, un cuerpo que no nos pertenece, es sobre la invisibilidad y sobre la situación de Costa Rica en cuanto al aborto. Sufrí cada segundo de esta película, en donde la protagonista esta embarazada, de mas de 5 meses y juega rugby, se droga, bebe sin parar, la atropellan y nadie, nadie se da cuenta de que ella esta embarazada.

Su mundo ignora casi a voluntad propia su condición, nadie la reconoce y ella ha tomado la decisión de no estar embarazada, estándolo. Podría analizar muchos aspectos de esta película, la conducta autolesiva de esta estudiante de antropología, la relación amorosa con este joven que la desdibuja frente a sus amigos, la familia de clase media alta que denigra lo que no es igual a ellos y el movimiento “underground” costarricense, pero no puedo ignorar mi fascinación por el aborto.

El parto de Maria Jose, la protagonista de 25 años, nos dolió a todos en la sala. Creo que muchos tenían la esperanza de escuchar el llanto del bebé, pero no fue, en cambio vimos poca sangre en el suelo del baño de su casa y un bulto dentro de una bolsa de basura. Maria Jose continuó su vida luego de deshacerse de eso; renunció al estereotipo vendido de mujer latinoamericana que sufre el embarazo, la perdida y/o carga con una maternidad no deseada.

Medea, es una película que habla del aborto post recomendado y eso es brillante, porque aún las personas que son “pro aborto” lo son siempre y cuando el embarazo no haya llegado al final del tercer mes.

A muchos les puede resultar repulsivo pensar que una madre pueda matar voluntariamente a su hijo, que decide renunciar a la misión que biológicamente se le ha asignado. Pero a mi me parece escalofriante pensar el índice de mujeres que sufren o mueren solas tratando de abortar porque en sus países no es legal tener asistencia médica o los métodos anticonceptivos son inaccesibles.

Se puede decir que en estos tiempos de tanta información ¿cómo alguien podría quedar embarazado sin quererlo? Pero sigue ocurriendo y la pregunta debería ser: ¿cómo puedo colaborar para que esto no siga?

The following two tabs change content below.

Infrapoli

cuentosdepoli@gmail.com / Escritora, realizadora audiovisual, cuentacuentos, estudiante de psicología. Romántica empedernida, camina bajo las estrellas cada vez que puede, le mueven las intenciones ocultas y dice que casi no toma.

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Login

Deja un Comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial