AMOR EN TIEMPOS DE REDES SOCIALES

AMOR EN REDES SOCIALES

Texto: Francesca Arrocha / francesca.arrocha@gmail.com

Por ser una millennial me ha tocado vivir todas las modas de comunicación de los últimos 20 años. Desde la llegada del internet tuvimos que aprender a comunicarnos por medio de correos electrónicos, salas de chat, sistemas de mensajes como el ICQ y el MSN Messenger.

Con la popularización de los celulares, y su servicio de mensajería instantánea, se dio inicio a la construcción de toda una jerga con palabras abreviadas y acrónimos, los mismos que aún hoy continúan naciendo.

AMOR EN REDES SOCIALES

Obviamente existe un antes y un después en la historia de la humanidad a partir del momento en que hace aparición el teléfono celular inteligente, el cual incluía un sistema ultramoderno de mensajes de texto. El BlackBerry messenger trajo consigo toda una serie de dramas por su sistema de verificación de mensajes (cuándo habían sido recibidos y leídos).

Luego llegó la aplicación Whatsapp y bueno, creo que está demás decir que todo era risas y diversión hasta que surgieron los ganchitos azules.

Así mismo llegaron las redes sociales. Facebook, Twitter, y mi favorito: El Instagram. Estas herramientas nos permiten llevar una especie de diario, en el que compartimos noticias, ideas, perros extraviados y hasta al amor de nuestra vida. Algunas veces he llegado a sentir que he visto crecer a niños que no conocí nunca en persona, gracias a sus orgullosos padres.

oscar-selfie-2-2014

En estos últimos años, una de las mejores lecciones que aprendí fue el mantener la comunicación de pareja un poco al margen de las redes sociales, y eso incluye la exposición a los momentos íntimos y recuerdos que uno quiere mantener tan puros como en realidad fueron. Sin exageraciones, adornos, ni explicaciones.

AMOR EN REDES SOCIALES

El amor en tiempos de redes sociales es complicado. Lo es principalmente porque es un terreno nuevo, en el que hemos estado ensayando y errando. En el que si uno lo permite, cientos de conocidos y extraños pueden llegar a saber todo sobre nuestra relación, o lo que elegimos mostrar de ella.

Desde la pantalla de mi celular disfruto ver a las parejas que se dan muestras de afecto y cariño por redes sociales, porque soy una persona expresiva, entusiasta del social networking y una romántica empedernida. Además porque en definitiva es la forma en la que nos estamos comunicando actualmente. Existen también las parejas que siempre han sido reservados con su vida personal, y prefieren usar las redes sociales simplemente para compartir información sobre temas de actualidad, noticias, o cualquier otro tópico, menos de sus cosas íntimas.

AMOR EN REDES SOCIALES

Lo difícil puede ser cuando una persona reservada se empata con una a que le encanta la atención de los demás. Ninguna de las dos está totalmente equivocada o en lo correcto, son meramente rasgos de personalidad, y en este caso se tendría que llegar a un acuerdo y negociar, como con casi todo cuando se tiene una pareja.

Porque en definitiva el querer estar con alguien siempre va a conllevar hacer sacrificios y modificar algunos comportamientos por la felicidad del otro. No se trata de cambiar por alguien, sino de salir de la zona de confort para agradar al objeto del afecto, y de paso mejorar.

Hace unos días compartí una imagen en mi cuenta de Facebook que decía algo así: “Eran tan felices que no lo publicaban en redes sociales”. Al parecer a mucha gente le pareció acertado, e inclusive hay quienes sostienen la teoría de que mientras más necesitas demostrar que eres feliz, menos lo eres, como una especie de reafirmación o autoengaño.

AMOR EN REDES SOCIALES

No sé si sea así, pero conozco parejas que parecen igual de enamoradas dentro y fuera de las redes sociales. Como también sé de otras que son más apariencia que sustancia. Así mismo hay quienes nunca han publicado una foto y son más felices que grafitero con pared blanca.

Existe una delgada línea entre llevar una bitácora de tu relación en las redes y verdaderamente compartir algo que el resto pueda interesarle o tenga el derecho de saber. No todo es material publicable. Hay algo que se llama intimidad, y es donde probablemente se forman las bases de cualquier relación afectiva.

Hacer de la intimidad algo público puede conllevar consecuencias negativas. Esto aplica también con la familia y trabajo.

AMOR EN REDES SOCIALES

Al final es una cuestión que se definirá de acuerdo a cada pareja, porque en teoría uno debe estar con alguien que comparta sus mismos valores, ya que cada relación tiene su propia dinámica, y lo que funciona para unos no necesariamente funciona para otros.

El objetivo debería ser siempre buscar un punto medio en el que todo el mundo quede feliz y contento, y en lo que menos se piense sea en la imagen que le dan al mundo sobre su vida privada. El amor no necesita validación del exterior.

The following two tabs change content below.
francesca.arrocha@gmail.com / Graduada en Artes Culinarias, psicóloga en formación, pichón de escritora y emprendedora. Redactora de www.strambotix.com

Latest posts by Francesca Arrocha (see all)

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Login

Deja un Comentario